Infección por virus del papiloma humano (VPH)

Infección por virus del papiloma humano (VPH)

Los virus del papiloma son comunes en el reino animal, pero cada virus solo puede infectar a una sola especie. Los virus del papiloma humano (VPH) pueden causar una variedad de condiciones médicas. Muchos VPH son transmitidos sexualmente, y este articulo solo discutirá los VPH transmitidos sexualmente.

Síntomas y agente causal

Los VPH son virus no envueltos de ADN que infectan las células de la piel y membranas mucosas.

La mayoría de las personas que contraen la infección del virus del papiloma no tienen síntomas y rápidamente de deshacen del virus de su cuerpo. Sin embargo, en otras personas, ciertos tipos de VPH de bajo riesgo causan verrugas genitales. Otros tipos de VPH son la principal causa de cáncer del cuello uterino, y están asociados con canceres anales, del pene, de la boca, y de la garganta. A estos VPH se les refiere como de alto riesgo.

Los VPH son principalmente conocidos por su papel en causar cáncer del cuello uterino. Se estima que dos cepas del virus – las cepas 16 y 18 – son responsables del 70% de casos de cáncer del cuello uterino, lo cual lleva a 500,000 nuevos casos y 270,000 muertes a nivel mundial cada año. Hay aproximadamente una docena de cepas de VPH de alto riesgo que colectivamente se les atribuye el otro 30% de los canceres del cuello uterino.

Los VPH son muy comunes. Un estudio demostró que casi el 27% de las mujeres entre 14 y 29 años de edad dieron positivo para una o más cepas de VPH. Los porcentajes en hombres son posiblemente similares. Más del 80% de las mujeres serán infectadas con VPH genital antes de cumplir los 50 años de edad.

Transmisión

Los VPH son transmitidos sexualmente a través del contacto de piel a piel. Sexo anal, oral, y vaginal, al igual que contacto entre los genitales, son todas maneras de transmitir el virus. Los condones no impiden la transmisión del virus porque no cubren todas la áreas que pueden ser infectadas, pero claramente ofrecen un nivel de protección contra los VPH y otras infecciones transmitidas sexualmente. Una persona infectada con VPH puede transmitir el virus aun cuando no tenga síntomas visibles de la infección.

Tratamiento y cuidado

La mayoría de las infecciones con VPH sanan por si mismas y no requieren tratamiento. Cuando se desarrollan verrugas, los médicos pueden removerlas con tratamientos médicos o con técnicas quirúrgicas. Algunas veces las verrugas pueden recurrir y pueden hacerse persistentes.

En la próxima sección se discutirán las complicaciones del VPH relacionadas con el cáncer y su tratamiento. Sin embargo, exámenes regulares para detectar el cáncer del cuello uterino son una manera efectiva de interrumpir cambios en el cuello uterino que pueden llevar al cáncer. De acuerdo al grupo de trabajo del servicios preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en Inglés):

“El USPSTF recomienda exámenes del cuello uterino en las mujeres de entre 21 y 65 años de edad con citología (examen del Papanicolaou) cada tres años o, para las mujeres entre 30 y 65 años de edad que quieran alargar el tiempo entre exámenes, exámenes con una combinación de citología y prueba de VPH cada cinco años.”

Complicaciones

Las infecciones de alto riesgo con VPH pueden causar cambios en las células del cuello uterino y otras áreas, lo cual puede llevar al cáncer. Si son descubiertos tempranamente, los tejidos afectados pueden ser removidos con criocirugía (al congelar las lesiones) u otras técnicas quirúrgicas. Si no son detectadas y removidas, puede desarrollarse un cáncer. Tratamientos comunes para el cáncer del cuello uterino es remover parte o todo el cuello uterino, remover cualquier otra parte afectada como el útero y nódulos linfáticos cercanos, y quimioterapia con o sin radiación. Intervenciones quirúrgicas a cualquier etapa pueden llevar a complicaciones con el embarazo o el parto.

Canceres de la vulva, el ano, y la garganta pueden ser tratados quirúrgicamente y/o con quimioterapia y radiación.

Anualmente (según la información más actual del 2012) aproximadamente 12,000 nuevos cases de cáncer del cuello uterino ocurren en mujeres en los Estados Unidos. Esta cifra no incluye cases de mujeres diagnosticadas y atendidas por condiciones precancerosas relacionadas con el VPH. Aproximadamente 4,000 muertes ocurren anualmente en los Estados Unidos a causa del cáncer del cuello uterino. Aproximadamente 9,000 casos de cáncer anal y de la garganta relacionados con el VPH en las mujeres son reportados anualmente. En los hombres, aproximadamente 12,000 casos de canceres relacionados con el VPH ocurren cada año.

Una rara complicación del VPH trata con la transmisión del virus de madre a hijo. Durante el parto, el infante puede ser expuesto al virus y desarrollar una condición llamada Papilomatosis Respiratoria Recurrente. Se pueden desarrollar verrugas en la garganta y tracto respiratorio del bebé, lo cual resulta en dificultades de respiración, ronquera al hablar, y dificultad para tragar.

Vacunas disponibles y campañas de vacunación

La administración de comida y medicina de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Gardasil (HPV4), una vacuna de Merck contra cuatro tipos de VPH, en el 2006, y Gardasil 9 (HPV9), contra nueve tipos de VPH, en 2014. El FDA aprobó otra vacuna, Cervarix (HPV 2) de GlaxoSmithKline, la cual protege contra dos tipos de VPH de alto riesgo, en el 2009. Las vacunas usan una proteína de la vaina de ciertos tipos de VPH: no contienen ADN ni ARN viral, así que no pueden causar enfermedad o multiplicarse en el cuerpo. Las vacunas contra el VPH han sido comprobadas como efectivas en prevenir cambios precancerosos del cuello uterino y cambios precancerosos anales en las mujeres y hombres causados por unas cepas de alto riesgo y causantes de cáncer. HPV4 y HPV9 ofrecen protección adicional contra dos tipos de VPH de bajo riesgo que causan verrugas.

Las recomendaciones actuales en los Estados Unidos y directrices del comité asesor sobre practicas de inmunización (ACIP por sus siglas en inglés) para la vacunación contra el VPH en las mujeres y hombres son las siguientes:

La edad recomendada para la vacunación con HPV9, HPV4, o HPV2 en las hembras es de los 11 a 12 años de edad. La serie de vacunación puede ser administrada tan pronto como los 9 años de edad. La vacunación para ponerse al día es recomendada para las hembras de entre 13 y 26 años de edad que no han sido vacunadas con anterioridad.

El ACIP recomienda vacunación de rutina en los jóvenes (masculinos) de 11 o 12 años de edad con la vacuna HPV4  o HPV9. La serie de vacunación puede comenzar a los 9 años de edad. Vacunación con la vacuna HPV4 o HPV9 es recomendada para los jóvenes de entre 13 y 21 años que no han sido vacunados con anterioridad o que no han completado la serie de tres dosis. Los hombres entre 22 y 26 años de edad pueden ser vacunados.

Para todos los adolescentes, la vacuna se administra como una serie de 2 dosis si la serie se inicia antes de los 15 años. Si la serie se inicia a los 15 años o más, se administran 3 dosis de vacuna.


Fuentes de información y lecturas adicionales

En español

CDC. Infección genital por VPH. Acesado el 12 abril 2017.

NCI. Vacunas contra los virus del papiloma humano. Acesado el 12 abril 2017.

En inglés 

CDC. Cervical cancer statistics. Acesado el 12 abril 2017.

CDC. HPV and men. Acesado el 12 abril 2017.

CDC. How Many Cancers are Linked with HPV Each Year?. Acesado el 12 abril 2017.

CDC. MMWR. 60(50);1705-1708. Recommendations on the use of quadrivalent human papillomavirus vaccine in males — Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), 2011. Acesado el 12 abril 2017.

CDC. Use of 9 valent human papillomavirus vaccine  — updated HPV vaccination recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP)MMWR. March 27, 2015. 64(11);300-304. Accessed el 12 abril 2017.

De Kok, I.M., Habbema, J.D., van Rosmalen, J., van Ballegooijen, M. Would the effect of HPV vaccination on non-cervical HPV-positive cancers make the difference for its cost-effectiveness? Eur J Cancer. 2011; 47:428-435. Acesado el 12 abril 2017.

GAVI Alliance. Human Papillomavirus Vaccine Support. Acesado el 12 abril 2017.

Kreimer, A.R., et al. Efficacy of a bivalent HPV 16/18 vaccine against anal HPV 16/18 infection among young women: A nested analysis within the Costa Rica Vaccine Trial.Lancet Oncol. 2011; 12: 862–70

Meites, E., Kempe, A., Markowitz, L.E. Use of a 2-Dose Schedule for Human Papillomavirus Vaccination — Updated Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:1405–1408. Acesado el 12 abril 2017.

RRP Foundation. What is recurrent respiratory papillomatosis? Acesado el 12 abril 2017.

U.S. Preventive Service Task Force. Cervical Cancer: Screening. Acesado el 12 abril 2017.

Villa, L.L. HPV prophylactic vaccination: The first years and what to expect from now. Cancer Letters. 2011; 305:106-112.

Para ver PDFs, descargue e instale Adobe Reader.

Ultima actualización el 12 abril 2017.